Es duro ser un mito por escribir un tocho sobre las tiendas retechadas del barrio, aún cuando ese barrio estuviera en París. Los pasajes líricos del título se vuelven pasajes comerciales en los interiores del volumen, que es asimismo una galería comercial de citas, datos históricos, vagabundos hiperestésicos y putas con cobijo. Walter Benjamin dejó anotada para luego su gran obra, que luego no hizo pero que nos va valiendo como borrador de un imposible. Su legado cojo y minusválido recuerda hasta cierto punto esas novelas no acabadas de Franz Kafka, que nos hipnotizan por...
0comentario(s)
Suscribirse a Walter Benjamin