Karoo, de Steve Tesich. Penosa. Intento, más que evidente, desesperado por vendernos otra Conjura de los necios. Novela gruesa, humorada, con protagonista que "te cae mal", pero que se redimirá. Frases vacías, chistes consecutivos, diálogos por todas partes. El prota es alcohólico satisfecho, también de su mala salud. Curiosamente, el autor murió de un ataque al corazón después de enorgullecerse en efigie de su mala salud. La novela pasó sin pena ni gloria hasta que la publicaron en Francia, ya saben, ese país al que le hacía gracia Jerry Lewis. luego ha tenido algo de...
6comentario(s)
Suscribirse a Virginia Woolf