En la creencia de que la gente lee, los consejeros literarios disuaden con insistencia a los autores de publicar libros "de los que no estén seguros". Como la gente no lee (aparte de mí), todo esto ya da un poco igual. Pero nos vale para pensar en la continuidad de la fidelidad lectora, cuyo mayor éxito es ese dictum glorioso que oyen a veces los escritores: He leído todo tu obra. Para que lean toda tu obra, lo mejor es escribir poco, nada; un libro. Si escribes más, el caos reina. Empezar ahora mismo por Javier Marías es difícil: unos te dirán que leas Los enamoramientos...
2comentario(s)
La editorial Candaya salió de Zaragoza la comarca del Penedés aupada por el éxito de Nocilla Dream, que dio carta de categoría a lo que bien pudiera haber sido otro sello diminuto de provincias más, que a nadie importa demasido y cuyos libros se publican -y hasta se escriben- para un señor de la diputación, con unas subvenciones sobre la mesa. Siguieron a Fernández Mallo otros perfiles modernos, atractivos, como el de Sergio Galarza o el de Javier Moreno, amén de una colección regordeta de hagiografías anticipadas, Bolaño, Vila-Matas, creo que también Villoro. Luego...
9comentario(s)
Suscribirse a Sergio Chejfec