Ahora que soy uno de los 18 críticos literarios más influyentes del mundo (o, al menos, de Europa y América Latina) según Winston Manrique (en Babelia) habrá que concederme un mérito mínimo: el de haber engañado a un montón de gente. Después de cerrar un mesecito el blog, pero no de desactivarlo, pues abajo podéis ver varios post nuevos que escribí por mí y para mí y mi solaz absoluto, en prueba contundente de que no sólo no necesito que me paguen para ponerme a escribir sobre libros, sino que tampoco necesito que me lean, vuelvo on air sin lastre y sin archivo, en una...
0comentario(s)
Suscribirse a Paul Viejo