Muchos libros menores, amores, han caído en mis manos estos días fruto de los azares del camino, de pasar por delante de las postas y los puestos, de merodear la mina de las letras, las barriadas inauditas de la literatura. Son tantos y tan buenos y tan malos y tan anodinos como podrá verse en el post coral que, sí, ya he empezado. Picoteemos. ->Virutas de taller, de Miguel d'Ors Yo los d'Ors ya no sé cuántos van, cuántos hay, cuántos escriben o firman. Miguel d'Ors es nieto de Eugenio d'Ors, y no sé si tío o algo de Pablo, nuestro cura de referencia. Me salió al paso...
5comentario(s)
Como quien coge un puñado de cacahuetes o gominolas en esos bares generosos que tienen cestitos de chuches en la barra, suelo tomar prestado de la biblioteca uno o dos poemarios recientes cuando ya he encontrado la novela seria que me quiero leer. Son poemarios de Pretextos, La bella Varsovia, Calambur o por ahí. ¿Qué malos son nuestros poetas? Pues va a ser que sí. Yo creo que la poesía es el estadio más bajo de la creación literaria de nuestros días, el refugio de la gente sin talento alguno, gente que quiere ligar, básicamente, que desprecia el libro, pues llama libro a...
15comentario(s)
He leído unos cuantos libros últimamente que si no leo yo quién los va a leer. Esto seguramente se escribe: ...últimamente que, si no le yo, ¿quién los va a leer? Los libros minoritarios darían pena si la literatura toda no fuera de hecho minoritaria. Más que minoritarios, estos libros que comento a continuación son vecinales. Algunos vivimos en la corrala de las letras y nos enteramos de todo. Atila, de Javier Serena Atila fue la última novela de Aliocha Coll, y Aliocha Coll es el autor marginal y maldito que usó Javier Marías para tirárselo por encima a los jóvenes...
2comentario(s)
Suscribirse a Minorías