El señor Pardo cuenta su vida en Autorretrato sin retoques y la sigue contando en Memorias de memoria; en 2009 la acabó por escrito con este Borrón y cuenta vieja, ya no en Anagrama. Publica RBA. En esta tercera entrega ya no hay nada que contar: uno se jubila del trabajo y la polla se jubila de uno, se caen los dientes y no hay con qué morder, los amigos muertos no se pueden enfadar con lo que cuentes y por eso mismo qué vas a contar. Es este un libro triste de cojones. La muerte es filosofía, es bella, es de puta madre para motivar la escritura. Uno se pone a escribir...
9comentario(s)
Suscribirse a Jesús Pardo