Dentro del inenarrable catálogo último de la editorial barcelonesa Alpha Decay (barcelonesa va sin segundas), encontramos las cartas que Francis Scott Fitzgerald dirigió a su hija en los tiempos colegiales. Aunque no he escuchado aún los discos de F. Scott Fitzgerald -ni, ya que estamos, los de los demás autores del ínclito sello- sí le he dado duro a la obra literaria de Scott estos días de verano, empezando por la inacabada El amor del último magnate, y siguiendo con sus cuentos reunidos (Alfaguara), del que recomiendo vivazmente Berenice se corta el pelo, Primero de...
0comentario(s)
Suscribirse a Francis Scott Fitzgerald