"Yo nunca se la había metido a una persona de verdad, y cuando empecé a correrme me pareció que todo lo que había vivido hasta entonces dejaba de tener importancia. Los años de penuria y de soledad salieron fluyendo de mí y se pusieron a burbujear dentro de aquella niña como un manantial que brotara de la ladera de una colina." (El hoyo de dinamita, pag. 59). A la cárcel. Todos a la cárcel. El editor, el traductor, el prologuista; todos a la puta cárcel.     Resulta inadmisible que un señor haga uso de su libertad de imprenta para emponzoñar España con 290 páginas de tan...
0comentario(s)
Suscribirse a Donald Ray Pollock