Uno me lo leí un viernes y otro un sábado; o uno un sábado y el otro un domingo; de madrugadas sendas, fácilmente, con gusto salvo un pequeño disgusto. A lo mejor ese pequeño disgusto monopoliza el post. El caso es que Uriarte es un diarista más o menos conocida en España desde que lo quiso Muñoz Molina. También otros muchos lo han querido, lo han promovido y promotado. Esto no quiere decir que los diarios de Uriarte sean buenos, sino que Uriarte cae bien. Somos ya viejos zorros. Pues puede caer muy bien Uriarte, pero sus diarios se merecen la recomendación. El problema...
0comentario(s)
Yo no sé ya cuántos diarios de Trapiello he reseñado en este blog ni cómo, siendo todos ellos iguales, he conseguido hacer de cada uno una reseña diferente. Con La manía debo de haberme leído ya unos quince volúmenes de su Salón de pasos perdidos, que va por el vigésimo. Por menos hay gente que liga por las noches. La manía son 800 páginas, qué manía. 800 páginas no las escribe hoy mucha gente. Incluso si juntas todos los libros de casi todos los autores menores de 42 años no llegan a sumar estas 800 páginas. Y peor: no serán tan buenas, esas páginas sumadas, como estas...
1comentario(s)
Los Diarios de Iñaki Uriarte están bien. Le gusta la prosa sencilla. ¿Para qué complicarse? Una frase corta y, luego, otra frase corta. Cuenta su vida, más o menos. Es rentista. Lee. Escribe poco. Los diarios 1999-2003 ocupan 180 páginas: 50 páginas por año, 4 páginas por mes, 3 frases (cortas) por día. La frase anterior nos ha quedado demasiado larga. Escribir con sencillez es lo más difícil. Los diarios de Iñaki Uriarte son conocidos. No los vamos a descubrir aquí. Antonio Muñoz Molina ya los ha descubierto. Enrique Vila-Matas llama por teléfono a Iñaki en la página 15....
4comentario(s)
1. Intro Andrés Trapiello publicará este año, si dios quiere, el tomo decimo octavo de sus diarios, titulado Miseria y compañía. El escritor leonés puede que sea el mejor prosista español de nuestro tiempo. Un gran novelista no es, pero desde que Cervantes perdió el burro de Sancho Panza ya sabemos que en España, lo que se dice contar historias no se nos da particularmente bien. Lo de Trapiello es el idioma, incluso el diccionario. Leer en el siglo XXI a Andrés Trapiello es leer hacia atrás, dislocadamente, como el traspié de la literatura. En Siete moderno (que hacía el...
9comentario(s)
Suscribirse a Diarios