A Borges hay que leerlo dos veces: una de joven, y otra de rodillas. Cuando lees a Borges por tercera vez, ya eres borgiano y puedes sentarte a la mesa con los mayores. Hace ná Juan Bonilla y Juan Francisco Ferré han tenido un cruce dialéctico -de cuchillos- por quítame allá esa perra inexistente, Matilde Urbach. Podéis seguir la discusión AQUÍ y AQUÍ. Básicamente: Juan Bonilla reconoce de pronto que se inventó la procedencia del patronímico Matilde Urbach (poema: "Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca/ aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.") y hace...
13comentario(s)
Suscribirse a Borges