La editorial Acantilado tiene unos tramos fastuosos en su catálogo, tramos vieneses, tramos alemanotes, tapas duras en los centros (que diría Manolo Escobar) de Europa. Luego tiene españoles un poco al buen tuntún. Y luego tiene estas cosas. Estas cosas son autores que ni son españoles ni están muertos. Son de Bélgica. Quiriny, al menos. Sus cuentos carnívoros son relatos de ingenio, de prosa avanzadora, tipo teletipo, con finales fallidos en bastantes casos. No me han desagradado, pero me han llevado a una estúpida suposición que todos debéis conocer. A saber: creo que...
12comentario(s)
Suscribirse a Bernard Quiriny