Es inevitable: cuando un autor se embala y publica sin parar durante años, nadie lo lee. Los lectores a los que gustaba ese autor, por saturación; y los lectores que nunca lo leyeron, por saturación también, pero otra saturación distinta: la saturación de poder leerlo. Amelie Nothomb iba muy bien en Circe -creo que era Circe-, pero la publicó Anagrama, se vino arriba -esto es ciencia ficción- y decidió escribir un libro al año, o lo que parecía un libro al año. Entonces yo, no sé si otros, pero yo sí, y yo soy el único que importa que te lea, dejé de leerla. Qué felices...
1comentario(s)
Suscribirse a Amelie Nothomb