Cuanto más dinero tengo, más consciente soy de la increíble cantidad de dinero que hay que tener para tener dinero de verdad.
Digo no a salir en la tele otra vez, en H en concreto, un programa popular que tiene mala fama entre intelectuales y periodistas o entre ciertos intelectuales y ciertos periodistas o entre...
Pienso mucho, porque lo cuento mucho, en entrevistas que me hacen, conversaciones que tengo, en la condición performativa de la escritura, esto es, en su carácter de actuación en directo, de decir...
Resulta esclarecedor que aquellas personas o instancias a las que uno dice no por mensaje de correo, respondiendo a su mensaje de correo primero, no contesten con un, bueno, otra vez será, sino que,...
Digo no a buscar un día en el que dedicar varias horas a que un fotógrafo/a me tome varias fotos para su colección de fotos de escritores, "no" que se me reveló después de decidir no contestar (mail...
Un tren que ya he perdido es la posibilidad de suicidarme.
No sé de nadie que, alejado del mundo editorial, pero activo aún editorialmente (escribe), no reconozca que la felicidad era eso; o que eso era, al menos, más feliz.
Camus publicó con 29 años El extranjero y El mito de Sísifo, novela y ensayo hoy clásicos y muy leídos y, lo que es peor, bastante buenos; sin embargo, al leerlo, no se le concede al autor la edad...
Hoy me enteré de que Proust y Sainte-Beuve no eran coetáneos, como había pensado por el simple hecho de que Proust escribiera contra Sainte-Beuve en Contra Sainte-Beuve, lo cual me ha dejado algo...
Me doy cuenta de que por primera vez en mi vida no tengo ninguna idea para una novela, ni siquiera es que no se me ocurra nada, es que no localizo la menor intención de escribir una novela en mi...
El descubrimiento del fuego no ha terminado aún, pues, en mi afán, inclinación o decadencia, afán de rusticidad, inclinación por lo simple y, en fin, sí, decadencia, me he aficionado a fumar con...
Me llegan señales -es alucinante- referidas al premio que dije aquí que -creo que lo anoté- era probable que me dieran este año de 2021 (debería dedicarme a la adivinación).
Han encontrado al asesino de las niñas de Alcáser a unos veinte minutos andando de mi casa (esto es, han identificado al único condenado por el caso en un inmueble ocupado de Carabanchel.)
No hay nada que haga perder el respeto por el dinero como el propio dinero: mucho dinero lleva a pensar que cualquier cosa que se hace por poco dinero es ridícula.
Leyendo sobre industria editorial de principios de siglo me sorprendo al encontrar, entre tanto nombre conocido (Valle-Inclán, Unamuno, Blasco Ibáñez...), nombres oídos por primera vez: los de los...
Nada tan idiota como el, así llamado, "cuestionario Proust", que, en diversas formas, se ve en la prensa cultural y que está conformado por preguntas pre-escolares y ridículas, cuando no incitadoras...
Cumplo 46 años sin el menor entusiasmo, pena o sentir especial y me acuerdo del peor cumpleaños de mi vida, que no sé si he narrado alguna vez en alguna parte por algún motivo, pues escribe uno tanto...
He conseguido más en 5 años de columnista (en rigor, en un año de columnista tras cuatro de crítico literario, bien que singular) que en 24 años de escritor; yo creo que hasta más dinero.
Quería -y procedo- registrar el habla de mi hijo pequeño antes de que, superados los dos años, empiece a hilar sílabas y complicarse, pues su rudimentaria manera de comunicarse bien vale un cuento de...
Decir no es lo contrario de agradar, y agradar es lo contrario de quererse.
Digo que no a ir a Página Dos.
Rectifico: en el encuentro con el hombre en la Fnac no iba yo con mi hija, sino con mi hijo.
Eternamente en mi cabeza: no tengo tiempo yo para leer, que me dedico a leer, va a tener tiempo nadie.
Que el elogio debilita es absolutamente cierto.
Rematando un libro de encargo sobre lo que yo quiera que me ofrecieron escribir hace algunos meses, un libro de no ficción, con el hándicap final de que la editorial se muestra firme en su deseo de...
Digno de ser anotado: paseaba junto a mi hija por la Fnac del centro comercial del barrio y me aparté para dejar pasar a un hombre, que debía de tener como 30 y pico años y vestía de oscuro y por la...
Después de decir no a firmar ese manifiesto, la persona que muy simpáticamente me invitó a firmarlo, me contestó: al final yo tampoco lo he firmado.
Ha tardado uno mucho en aprender la naturalidad, casi organicidad, con la que un escritor -sea quien sea- responde afirmativamente a dos estímulos verbales simples, como son escuchar o leer las...
Casi por darle continuidad a estos raudos -puro azar, en rigor-, hoy digo no a figurar en una antología y no a firmar un manifiesto.
Digno de anotar: el 3 de noviembre me dieron el I Premio David Gistau de Periodismo y el 3 de diciembre me lo entregaron; entre medias me ingresaron los 8100 euros que quedan de los 10000 de su...

Páginas