El bello verano

Novela corta impecable de Césare Pavese que Juan Mal-herido ha leído estos días. Un extracto de la reseña:

Cesare Pavese se suicidó para orillar su propia obra y ser leído por el lado de sangre de su producción. El oficio de vivir es lo que se lee más suyo, y esa última frase (no escribiré más un gesto no sé qué) con la que acaba el diario se cita siempre y, en fin, matarse para esto.