Enviado por alb el Lunes, Abril 20, 2015 - 13:03

A Juan Mal-herido le ha encantado El protegido, de Pablo Aranda. Un extracto de la reseña:

La manufactura, la artesanía, la disposición de este libro da ya el gusto por el trabajo bien hecho. Tres partes; la segunda, un flashback; la tercera, una virtuoso ejercicio de cambios en el punto de vista, a la manera de Mientras agonizo. Todo para dar final a esa trama que comienza en la primera parte con una premisa digna de algunas historias satelitales de Lost o de Mad Men: un hombre acompaña a su novia a alquilar el apartamento que ella tiene en Torremolinos. Los arrendatarios son dos marroquíes de corta edad; pagan la fianza. Después de establecer un día para la firma del contrato y el pago restante, la pareja se entera de que el marroquí ha muerto. Entonces, el hombre piensa que deben devolver la fianza y, aunque su novia no tiene el día de la dignidad, él se empeña y le reintegra en un sobre los euros al hermano del marroquí muerto. Esta buena acción lleva a nuestro protagonista a meterse en un lío de mucho cuidado.

Reseña completa aquí.

Enviado por MH el Lunes, Abril 13, 2015 - 16:27

El título de este post anunciador no tiene ningún sentido: pero qué bien suena.

Juan Mal-herido reseñó hoy La invención del cuerpo, el fantástico ensayo sobre erotismo en el mundo clásico firmado por Carmen Sánchez. Un extracto:

La colección chiquita de Siruela, que ellos llaman Biblioteca de ensayo/ Serie menor, lleva muchos años en la modestia del éxito, añadiendo pequeños volúmenes deliciosos y bicolores a las librerías, las bibliotecas y los bolsillos -también modestos- del lector cultillo. Nada menos que El elogio de la sombra, de Junichiro Tanizaki, fue el número 1 de la colección, donde también encontramos pensamientos en pequeño de Steiner, Sloterdijk o nuestro sacerdote de referencia, Pablo d'Ors (Biografía del silencio). El soldadito de plomo número 57 corresponde a La invención del cuerpo, una maravilla que además tiene fotos para el gran público. Fotos porno.

Post completo aquí.

Enviado por MH el Lunes, Abril 6, 2015 - 02:43

Abril es el mes más cruel: si alguien vuelve a citar este verso de Eliot, habrá que tomar medidas. Rafael Reig no cita a Eliot en La mala entrevista, y sí a Juan Marsé o Goethe. También habla de política, librerías, editores y ligues. Un extracto:

Desde hace varios años, regentas una librería en Cercedilla (Madrid). ¿Qué has aprendido sobre la industria editorial ejerciendo esa labor?

¿Regento? Bueno, "regentar" es un verbo más asociado a una casa de lenocinio, pero imagino que cuadra a un lupanar de libros, así que vale, regento una librería. Los novelistas tenemos por lo general cada uno su propio gusto para leer, más bien excéntrico, así que una librería con libros elegidos por un novelista tiene muchas ventajas: no guardará mucha relación con al actualidad, lo cual es un alivio; siempre tendrá el libro menos leído de un autor del que algún otro libro se ha leído mucho; la novela escandinava, japonesa y latinoamericana siempre estará, por suerte para todos, escasamente representada y por sus autores menos recomendables; habrá una selección muy atrabiliaria de clásicos (en mi caso, Tácito sí, Tito Livio menos; Propercio y Catulo sí, Séneca ni por equivocación; Berceo no, Juan Ruiz sí; Góngora a la hoguera, Quevedo al sótano, pero Lope sí, y así todo). En fin, ahora ya no hay imputados, dicen, así que ni siquiera a un librero le imputarán nada por ser novelista. Por otro lado, creo que todo novelista debería pasar un año de librero, como un servicio militar, y aprender el fastidio que son las cajas llenas de novedades, lo casi imposible que es vender un libro, la sensación de caterva indiferenciada que producen todos los títulos. Eso imprime carácter, te lo aseguro. Uno deja de hacerse ilusiones.

Luis García Montero encabeza la lista electoral de IU para la Comunidad de Madrid. Luis García Montero ha encabezado muchos premios de poesía en toda España, no siempre con la claridad y transparencia que algunos poetas (seguramente gentuza frustrada sin talento) parecían exigir. ¿Cómo ves su candidatura? ¿Crees que recibirá muchos votos en asonante?

La candidatura de Luis me parece lo más poético que ha hecho en su vida, es decir, lo más peligroso, donde más dilapida su prestigio y menos obtendrá a cambio, lo más expuesto y la mayor chaladura que se le podía haber ocurrido. Así que poético, ya digo. Y por lo tanto coherente. Que un poeta se una a las barricadas, como Baudelaire, es lo que corresponde; a un poeta profesor de universidad se le pone cara de hamburguesa vegetariana. Lo siguiente más poético sería sin duda tráficar con esclavos, como dicen que hacía Rimbaud, pero para vender armas y esclavos mientras escribes poesía hay que tener demasiada fortaleza moral. Soy amigo de Luis y está con los comunistas cuando ya no mola ni media, así que le votaré muy a gusto y en prosa.

Entrevista completa aquí.

La mala entrevista 1: Luis Magrinyà

La mala entrevista 2: Elvira Navarro

La mala entrevista 3: Pablo Mazo

La mala entrevista 4: Jorge Bustos

Enviado por MH el Viernes, Abril 3, 2015 - 13:18

Hoy, 3 de abril, se cumple un año desde que pusimos en marcha esta web pionera y fenomenal. Cumplir un año y querer dar las gracias a nuestros amigos se nos antoja todo uno. Muchas gracias.

Por si fuera poco, el lunes volverá La mala entrevista, siendo Rafael Reig el sujeto activo del cuestionario.

Hemos escrito un post más largo sobre todos estos asuntos trascendentales: aquí.

Enviado por MH el Martes, Marzo 31, 2015 - 19:24

Perdura la pasión lectora de Juan Mal-herido por las "poesías completas", ese atajo hacia la obra de un autor desatendido. Juan ha leído todo de Idea Vilariño y todo de Olga Orozco (con el resultado de que casi nada le ha gustado). Un extracto:

Poesía completa es el título donde uno muere. Decidir hacer un libro de "poesía completa" es decidir mucho más que una portada y un maquillaje (este poema no; este verso, lo cambio), y que te decidan un libro de poesía completa, ni te cuento. Todo se acabó, mayormente la propia poesía, cuando ésta se completa.

Post completo y poético aquí.

Enviado por MH el Lunes, Marzo 23, 2015 - 15:35

Mucho interés ha despertado en Juan Mal-herido Una singularidad desnuda, de Sergio de la Pava, que reseña hoy en el blog. Un extracto:

Sergio de la Pava nació en Estados Unidos y es abogado de pobres, lo que el código civil llama "de oficio". El tipo suele llevar unos 80 casos a la vez. Drogas, asaltos, robos, lesiones. En sus ratos libres -obviamente la literatura es una cosa de ratos libres, como follar o hacerse la manicura- escribió esta novela de 700 páginas. La envió -dicen- a 88 editores, todos los cuales tuvieron a bien rechazarla. Entonces -dicen en no sé qué revista- "juntó sus ahorros" y editó por su cuenta 100 ejemplares, que luego distribuyó no se sabe muy bien con qué criterios. 100 ejemplares de cualquier novela, editada de cualquier forma, no superan los 1.500 dólares en ninguna imprenta de Iowa. Pero así se crean los mitos: "juntó sus ahorros".

Reseña completa aquí.

Enviado por MH el Viernes, Marzo 20, 2015 - 16:07

Usamos este verso de Luis Alberto de Cuenca para anotar de viernes que Juan Mal-herido ha reseñado su poesía casi-completa, Los mundos y los días. Un extracto:

Los viernes, frivolidad. Y qué puede haber más frívolo que los poemarios apiñados de un poeta español.

Apiñar poemarios tiene algo de niños perseguidos en los recreos que se juntan debajo de una canasta para que no les hagan bullying. La piñata del ex secretario de estado de Cultura y del ex director de la biblioteca nacional (¡pobres poetas!) se llama Los mundos y los días. Lo cual me sugiere un título estupendo para un diario: Diario mundial.

Post completo aquí.

Enviado por MH el Lunes, Marzo 16, 2015 - 01:26

Así de seguro está Juan Mal-herido en su post de hoy de que nadie (¡nadie!) ha leído ni conoce siquiera los cinco libros que anota en su blog. Se trata de Atila, de Javier Serena, ediciones Tropo; Escríbeme una foto, de David Torrejón, ediciones La Discreta; Invisible Immigrants, de Luis Argeo, por crodwfunding; El peatón de París, de Léon-Paul Fargue, Errata Naturae; y La vida de prisa, volumen de relatos internacionales de César González-Ruano publicados por ediciones Generación 98. Update: añadimos a los anteriores Tantas mentiras, de Paco Inclán, editado por Jekyll&Jill.

Las cinco seis mini-reseñas, aquí.

*la imagen pertenece al libro Invisible immigrants

Enviado por alb el Lunes, Marzo 9, 2015 - 14:32

Juan Mal-herido pone hoy notable alto al examen copiado de Alejandro Zambra: Facsímil. Un extracto.

Zambra es el gran nombre propio de las letras españolas entre los nacidos en los años 70.

(...)

En rigor, la mayor parte de la obra de Zambra no me ha gustado: me gustó Bonsái; no me gustó La vida privada de los árboles; me gustaron algunos trozos de Formas de volver a casa; no me gustó nada No leer; no me gustó nada su libro de cuentos Mis documentos; me gustó su poemario Mudanza (en España lo publicó en Valencia un editorial llamada Contrabando), y me ha gustado mucho Facsímil. Mientras hacéis el cálculo de cuántos libros de Zambra me han gustado y cuántos no, os perdéis el cifrado más importante: que no lo dejo de leer.

La mejor calificación valoración estimado o tasado de un autor no va de cero a diez; va de que lo lees.

Reseña completa aquí.

Enviado por MH el Lunes, Marzo 2, 2015 - 11:34

Marzo para un columnista en la cuarta entrega de La mala entrevista: Jorge Bustos en Lector Mal-herido.

Un extracto del cuestionario:

La revista Leer reunió en febrero a los treinta nombres que según ellos pueden ir a protagonizar la literatura española en los próximos años. Eres el único columnista seleccionado. Ya he leído por ahí que estás escribiendo una novela, y me preguntaba por qué tantos columnistas quieren hacerse escritores. Es como si un torero abriera una ONG de protección de animales; como si un broker se fuera a vivir debajo de un puente; como si un actor porno se casara con su novia de toda la vida...

No te falta razón en sugerir una dignidad autónoma -la que sea- para el género de la columna, pero en mi caso quise ser columnista desde los 17 años y novelista desde los 18. Más o menos. Leía a todos los columnistas de los periódicos no porque me interesara el periodismo, sino porque encontraba un reducto de lo literario. ¿Y entonces por qué no leía usted novelas?, me replicarán. Las leía también y muchas. Pero siempre me atrajo la literatura de la cotidianeidad, de lo fáctico -el libro de viajes, el dietario, la biografía, las memorias, el reportaje-. Así que lo mío con la columna periodística ha de ser por fuerza una atracción natural, y así la asumo. Por lo demás, la novela está aparcadísima y no sé si podré volver a ella, o a otra, o a ese género endiablado en general con alguna garantía de potabilidad

Relacionado con lo anterior, tenemos que, desde “el periodismo avillana el estilo” de Valle-Inclán al “deshojarse en columnas” de Umbral, hay todo un discurso de culpa y de disculpa entre los oficiantes del articulismo literario, como si estuvieran siempre pesarosos por no encomendar su talento a empresas mayores. En realidad, creo que el columnismo es “palabra sin posteridad”, y que lo único que molesta al articulista brillante es que nadie lo vaya a leer en el futuro; tener su obra desatendida en las hemerotecas.

Bueno, la posteridad está tratando muy bien a Julio Camba, por ejemplo, y a otros columnistas que se resignaron alegremente a que su columna muriera con el periódico del día. Y se equivocaron. Eso tiene que ver no con la brillantez sino con la lucidez, con la potencia de pensamiento del columnista en cuestión para pasar de la anécdota del día a la categoría antropológica en la que se reconocerán los lectores de un siglo después. A Camba le ocurre eso. Profetizo en cambio que las columnas de Umbral envejecerán mucho peor

Más preguntas y respuestas aquí.

Páginas