Y tan perdidas

Nunca es tarde para arrodillarse ante un clásico: Juan Mal-herido lo hace con Las ilusiones perdidas, de Honoré de Balzac. Un extracto de su comentario.

Leo en edición de bolsillo y en español la novela de un francés que, hace 200 años, la mayoría de la crítica dijo que era una puta mierda. Una pena. Una pena que, gracias a este patinazo de los zoilos decimonónicos, y a esa simple anécdota que generaron con su errado juicio, cualquier escritor de ahora mismo pueda dormir tranquilo después de que la crítica de su tiempo diga que su novela es una puta mierda. ¡Pues de Balzac dijeron lo mismo, oigan!

Completo aquí.

Añadir nuevo comentario