"Un poco una puta mierda"

Mmm, no le ha gustado mucho a Juan Mal-herido el ensayo de Gregorio Morán El cura y los mandarines. Algunos extractos de la reseña:

Un poco una puta mierda. Este sintagma me ha acompañado desde que acabé de leer El cura y los mandarines hasta este momento pentecostal en que me dispongo a escribir sobre el polémico ensayo. Un poco una puta mierda.

Después de cinco u ocho años dando la contra, dando el coñazo, dándome de testarazos contra los muros más próximos ante las baratijas que habitualmente nos quieren vender como alta literatura, todo hacía presagiar que la enmienda a la totalidad que el sr. Morán plantea en su ensayo tras una década cebando el mortero iba a ser mucho de mi gusto, un poco como lo ha sido La mala puta. Pues no.

(...)

El libro, leído, no tiene el menor sentido. Sin leerlo -como hacen los periodistas: hablamos de 800 páginas que ni siquiera estaban impresas cuando muchos se apresuraron a entrevistar a Morán por parte de la defensa-, obviamente está muy claro. ¡Es un libro contra el discurso dominante! ¿Alguien ha visto el discurso dominante alguna vez? Pues contra "eso" es este libro. Y ya está.

(...)

Lo más triste -ahora que lo pienso- es que Gregorio Morán -literalmente- afirma que la mejor novela de la post-guerra es La colmena, de Camilo José Cela, y la mejor novela de los últimos veinte años de franquismo es Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos. ¡Exactamente igual que el libro de literatura del BUP! Para esta conclusión, no hacían falta 800 puñeteras páginas, amigos.

Reseña completa aquí.

Añadir nuevo comentario