Pla bus

Josep Pla viajaba en autobús y aún hoy pueden leerse sus peripecias mínimas con enorme placer, como ha hecho Juan Mal-herido. Un extracto de su comentario a Viaje en autobús:

Pla, simplemente, coge el autobús y viaja por su país catalán, por pueblos que ni me sonaba que existían, salvo Blanes, y ve a gente y para en fondas y come mucho y atiende al croar de las ranas. Hay momentos de paletez importante, de ridículo franquismo del objeto. Vamos, que una puta tortilla de patatas a lo mejor no es para tanto. Pero, en general, el 80%, es una delicia apolítica, vivencial, de filósofo alabando el campo y despreciando las complicaciones de la vida moderna.

Reseña completa aquí.

Añadir nuevo comentario