Melusina, mon amour

"Lo mejor que hizo nunca la editorial Melusina, sello fundado en Barcelona por José Pons, fue publicarme a mí."

Con esta frase cargada de sensatez comienza La mala entrevista 7, realizada a la editora de Melusina Elisabeth Falomir.

Un extracto:

Melusina ha publicado dos manuales sobre poliamor. ¿Está el asunto más en boga que hace años? ¿Cómo definirías brevemente el “poliamor”?

Empiezo por el final: el poliamor consiste en abandonar de forma consensuada la imposición de la monogamia. Partiendo de la evidente multiplicidad del deseo, se acepta la posibilidad de mantener más de una relación amorosa o sexual, de forma simultánea y con varias personas, con el conocimiento y aprobación de todas ellas. Puede darse en parejas o personas solteras, con distintos grados de compromiso y estructura. Resumiendo mucho podríamos hablar de una «promiscuidad ética», aunque a menudo la complejidad de las estructuras afectivas no-monógamas va más allá.

Contestando a la primera pregunta: creo que parejas abiertas ha habido siempre, pero el concepto de poliamor añade ingredientes nuevos e interesantes a la fórmula habitual.

¿Cómo describirías la situación o representación de la mujer en todos los estamentos del mundo editorial: buena, mala, regular, aceptable? ¿Hay más mujeres reconocidas como editoras que como autoras? ¿Crees que el mundo editorial es particularmente patriarcal?

Diría que las autoras disfrutan de más reconocimiento, lo cual por otra parte no es ninguna sorpresa: la edición es un oficio invisible —reivindico que así sea, me gusta pensarnos como ninjas de lo literario— y en general, salvo excepciones contadas, incluso los nombres de editores-hombres son desconocidos para el lector medio.

Para leer la entrevista completa: aquí.

Añadir nuevo comentario