Marca Calasso

Juan Mal-herido reseña hoy La marca del editor, de Roberto Calasso, un breve ensayo sobre el arte de la edición y -en cierta manera- su final. Un extracto:

Ser editor es uno de los tres oficios más fáciles del mundo si eres rico. Roberto Calasso viene de clase alta -lo sabe uno sin mirarlo en la Wikipedia, que lo pone- y eso ya otorga competencia genética, porque los ricos hacen bien tres cosas: gastar dinero, robar dinero y editar libros.

Hay dos tipos de editores: los ricos y los asalariados. Los ricos publican lo que quieren y los asalariados publican lo que a lo mejor vende algo. Es muy distinto publicar con un ojo en la cuenta de resultados y otro ojo en el texto a publicar con los dos ojos en el texto y en tu gusto.

Gusto tiene cualquiera. Si publicar fuera todo gusto, cualquier fulano podría ser editor. ¿Qué clase de trabajo es ese que consiste en gustarte a ti? Todo trabajo consiste en gustar a los demás, en hacer productos que acepte el público. Así, un editor que puede perder dinero no es en puridad un editor, sino un señor con caprichos.

Post completo aquí.

Añadir nuevo comentario