Malos de Málaga

A Juan Mal-herido le ha encantado El protegido, de Pablo Aranda. Un extracto de la reseña:

La manufactura, la artesanía, la disposición de este libro da ya el gusto por el trabajo bien hecho. Tres partes; la segunda, un flashback; la tercera, una virtuoso ejercicio de cambios en el punto de vista, a la manera de Mientras agonizo. Todo para dar final a esa trama que comienza en la primera parte con una premisa digna de algunas historias satelitales de Lost o de Mad Men: un hombre acompaña a su novia a alquilar el apartamento que ella tiene en Torremolinos. Los arrendatarios son dos marroquíes de corta edad; pagan la fianza. Después de establecer un día para la firma del contrato y el pago restante, la pareja se entera de que el marroquí ha muerto. Entonces, el hombre piensa que deben devolver la fianza y, aunque su novia no tiene el día de la dignidad, él se empeña y le reintegra en un sobre los euros al hermano del marroquí muerto. Esta buena acción lleva a nuestro protagonista a meterse en un lío de mucho cuidado.

Reseña completa aquí.

Añadir nuevo comentario