Limónov

Fascinante lectura de Limónov, de Emmanuel Carrère. Bajo la foto del extraordinariamente bien conservado Eduard Limónov, un extracto de la reseña.

Hay un montón de sexo. Cuando Limónov no está follando está dejando que lo metan en la cárcel; otras actividades habituales del ruso son: odiar a Solzhenitsyn, odiar a los Mikhalkov, odiar a Brodsky y odiar a Yeltsin. Putin es como Limónov, pero con algo más de masa corporal.

Añadir nuevo comentario