Libros para no leer

Poco le ha costado a Juan Mal-herido leer Cosmotheoros, de Rubén Martín Giráldez, libro del que se declara fan absoluto sin -a eso vamos- leerlo. Un extracto de la reseña:

Rubén Martín Giráldez ratifica en Cosmotheoros que él no quiere alcanzar la gloria como Rubén Martín Giráldez, que se prefiere otro y que se prefiere inventándose en otros; en confluencia con su extrema modestia, ni siquiera lo tienes que leer: sólo tienes que conocerlo y hablar de sus libros. Giráldez publicó anteriormente Menos joven, que también era un libro debajo de un libro con un autor debajo del autor. Sepultar la autoría y enterrar el vínculo de contemporaneidad de una obra con su tiempo parecen ser los asuntos que preocupan a Rubén Martín Giráldez, amén de que nadie lo lea. 

Post completo aquí.

Añadir nuevo comentario