Imperdonable

Lector Mal-herido no le pasa una a AM Homes, que acaba de infligirnos su Ojalá nos perdonen.

Un extracto de la reseña:

En un gesto muy de mediocridad española (incluso: hispana), el libro termina con un agradecimiento comunal, a cerca de treinta personas. Cuantas más personas comparecen en los agradecimientos de un libro, más talento social tiene su autor para tapar un muy escaso talento literario. Esto es, sencillamente, indiscutible.

¿A quién da las gracias AM Homes? A Zadie Smith, a William Boyd, a Salman Rushdie, a Andrew Wylie, a los "abogados" Marc H. Glick y a [como sea]; a su editor también. En resumen: Homes da las gracias básicamente por no tener ni puta idea de escribir y, a pesar de ello, ser escritora.

Post completo: aquí.

Añadir nuevo comentario