Hipólito, al fin

Al fin ha leído Juan Mal-herido a Hipólito G. Navarro, cuentista a mayores que le ha gustado un algo. Dice:

Mientras me animaba a leer a Hipólito G. Navarro, el buen hombre ha cumplido 55 años y ya lo mismo le debe de dar que lo lea este que el otro. Hacerse mayor, para un escritor, es ir dando más importancia a tener nuevo libro que a tener nuevos lectores.

Reseña completa de Los últimos percances aquí.

Añadir nuevo comentario