Desfachatez y tal

Juan Mal-herido ha hecho caso a las voces consejeras y ha leído el libelo La desfachatez intelecual, de Ignacio Sánchez-Cuenca. No era para tanto. Un extracto:

La tesis es simple: pues que hay aquí, ay, unos intelectuales- en rigor, los escritores no son intelectuales, o no todos- que llevan décadas opinando alegremente, sobre todo desde El País, acerca de cualquier cosa e incurriendo en estupideces sin cuento y nadie -salvo Ignacio- se atreve a ponerles en su sitio.

Reseña aquí.

Añadir nuevo comentario